Erin & Jack: estilo bohemian-chic

Lo que sucedió entre Erin y Jack tras su primera cita en Figaro, un acogedor bistró francés de Los Ángeles, fue amor a primera vista. Un año después, la fiesta de cumpleaños de Erin se convirtió por sorpresa en una fiesta de compromiso sin ella saberlo. Como cuenta  Jack, ‘los dos somos muy dramáticos y cualquier excusa es buena para convertir una fiesta en una sesión de fotos’, no en vano él es modelo y actor y ella maquilladora. Cuando veáis el reportaje, seguro que pensaréis que más que una boda es un editorial para una revista de novias pero no, se trata de una boda auténtica y real, una boda de tres, ya que el único invitado fue Isaac, el hijo de la pareja de sólo dos años. Erin y Jack siempre habían pensado en una íntima boda/pic-nic y una vez tuvieron claros el fotógrafo y el organizador del evento, se pusieron manos a la obra. Fueron dando forma a la idea de boda que querían y en una reunión a alguien se le ocurrió la posibilidad de construir una réplica de una antigua caravana gitana. La caravana, acabó convirtiéndose en el eje central de la boda. Escogieron como escenario de lujo el Sunstone Vineyards, Winery & Villa, en Santa Ynez (California), una villa construida en su totalidad con antiguos materiales recuperados de humildes edificios y pequeñas aldeas francesas de la zona de Sunstone. La eligieron porque su estética, con su fachada de piedra caliza y sus detalles provenzales, les recordaba el primer viaje que hicieron con Isaac al sur de Francia. Ante la imposibilidad de decidirse por uno, Erin eligió dos vestidos de novia de dos grandes diseñadores Vera Wang para la ceremonia y Claire Pettibone para la tarde-noche. La ceremonia se celebró al aire libre, en los jardines, con unas vistas impresionantes como telón de fondo y amenizada por la música de Vincent & Vedan, un dúo gitano de guitarra y violín. El ambiente tenía ese aire entre bohemio y chic que la pareja quería conseguir. Al final de la tarde, Erin, Jack y su hijo Isaac se sentaron a los pies de la caravana a disfrutar de un delicioso pic-nic de pato asado, tartas de puerros y grosellas frescas. Fue un día realmente especial para los tres. Y para finalizar una velada de ensueño, la pareja se retiró a descansar a una de las cuatro suites de lujo de Sunstone, donde les esperaba un romántico y relajante baño a la luz de las velas. Seguro que cuando acabéis de ver las imágenes no podréis dejar de pensar en esa caravana…

Fotografía: Elizabeth Messina

Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_1_600x819 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_2_600x408 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_3_600x408 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_4_600x818 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_5_600x407 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_6_600x821 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_7_600x408 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_8_600x437 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_9_600x407 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_10_600x440 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_11_600x405 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_12_600x823 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_13_600x438 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_14_600x408 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_15_600x406 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_16_600x822 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_17_600x407 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_18_600x819 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_19_600x407 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_20_600x828 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_21_600x407 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_22_600x825 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_23_600x825 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_24_600x407 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_25_600x819 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_26_600x407 Erin & Jack: estilo bohemian-chic boda_gitana_27_600x822

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 1 Media: 5]

Comments

  1. Celia says

    Bonita, hasta que he visto la foto sobre el tigre. Me parece aberrante, si yo fuera ellos no me sentiría orgullosa de semejante atrocidad.

  2. says

    Me parece súper bonita desde luego! pero la verdad que se nota que es actor porque es todo un poco “teatral” y exagerada. Me refiero a que he visto otras bodas íntimas de 2, 3 o 4 personas y todas coinciden en que son pues eso, íntimas, personales, acogedoras. Entiendo que si quieres hacer una boda sin invitados es porque no te gusta los “saraos”, porque consideras que es algo muy personal y te apetece compartirlo solo con tu futuro marido, entonces no entiendo porque montar semejante tinglado! La conclusión es que montaron toda una escenografía con el objetivo de tener unas buenísimas fotos. Es mi opinión, eso sí…sigue siendo preciosa! ejjeje

  3. Paola says

    Pues sí que me parece preciosa,toda la decoración, el entorno, me encanta!!! pero también he de decir, que se echa en falta el verlos rodeados de gente querida, me parece una boda bonita, pero triste. Merce la pena comprartir semejante maravilla, no creéis????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *