Tomando asiento

Ya son dos años los que llevamos con UBO y los más incondicionales ya conocéis mis gustos y mis preferencias a la hora de pensar en la boda ideal. El caso es que además de lo vintage, lo retro, el crochet, las jaulas y las maletas antiguas otra de mis pasiones es la decoración y hoy voy a hablaros de un elemento imprescindible en una boda y que la mayoría de las veces no se le da la importancia que requiere. Se trata de las sillas. A mí me gustan todo tipo de sillas y más ahora que está tan de moda combinar elementos antiguos con piezas más modernas, son ideales para crear una ambientación especial y darle un aire diferente a la ceremonia o al banquete. Probablemente os cueste encontrar modelos concretos de alquiler, lo sé, y también es muy posible que comprar una silla de anticuario sea mucho más caro que decorar un modelo básico pero si os lo podéis permitir, hacedlo, el resultado realmente puede ser espectacular. Además siempre podéis recurrir a los mercadillos o tiendas de segunda mano, si tenéis paciencia y sabéis buscar, podéis llegar a encontrar auténticas joyas. Luego siempre podéis aprovechar las sillas para acompañar la mesa del comedor, para la cocina o incluso para vuestra habitación o la de los niños o invitados. A mí me gustan mucho las sillas metálicas de tijera desgastadas, esas que son tipo jardín, combinadas con las de madera decapada o con sillones tapizados con telas de diferentes colores y diseños. También me pirro por las Tolix, de hecho el modelo vintage decora la mesa de reuniones de UBO y también lo vendemos en nuestra eShop. Otro modelo que durante mucho tiempo me ha tenido enamorada es la silla Louis Ghost de Philippe  Starck, al ser transparente si queréis dar calidez al ambiente os recomiendo que la combinéis con mesas de madera, queda ideal. Todos estos modelos y muchísimos más podéis utilizarlos el día de vuestra boda, da igual si es rústica, chic o minimal o si se celebrar en el mar, el campo o la ciudad, las sillas son imprescindibles en cualquier tipo de boda. Y si necesitáis inspiración no os perdáis detalle de las fotografías que ilustran este post.

Fotografía: CKMetro Photography, Cathy Empey, Jill Thomas, Heidi Ryder Photography, Vintage Hanky Chairs

Tomando asiento sillas_3_600x456 Tomando asiento sillas_2_600x372 Tomando asiento sillas_4_600x366 Tomando asiento sillas_5_600x398 Tomando asiento sillas_6_600x218 Tomando asiento sillas_7_600x400 Tomando asiento sillas_9_600x400 Tomando asiento sillas_10_600x344 Tomando asiento sillas_11_600x448 Tomando asiento sillas_12_600x450 Tomando asiento sillas_14_600x409 Tomando asiento sillas_13_600x394 Tomando asiento sillas_15_600x400

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 1 Media: 5]

Comments

  1. says

    Yo también le doy mucha importancia a las sillas, le dan un toque u otro al evento. A veces parece que no hay que dar tanta importancia, pero sin lugar a dudas, son un punto muy importante.

    Me ha hecho muchísima gracia la silla de “plumillas” en el respaldo… hehehe

    Hoy en mi blog, un post con una idea americana algo peculiar! A ver que te parece!

  2. says

    Como decoradora “rural” no titulada pero si “comentada” 😉 te felicito por este post tan ideal lleno de ideas que van a hacer que una boda se diferencie de las demás. Es increíble que hasta tenéis en vuestra tienda el modelo perfecto, como siempre gracias!

    Un saludo Soñador

  3. Anilla says

    Brutal, q buena idea! Cómo puede cambiar un ambiente cambiando las sillas…
    Felicidades 2 años? Ole ole!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *