Desde que empecé con el blog, hace ya casi cinco meses, que me ronda por la cabeza hacer un post sobre esta dulce delicatessen. Y es que el macaron es ese tipo de repostería fina que respira glamour, tanto en su diseño como en su sabor. Se trata de pequeños pastelitos de almendra picada y clara de huevo montados a modo de sandwich, crujientes por fuera y tiernos por dentro, rellenos de chocolate, crema, caramelo, nata…. y todo lo que se te ocurra, porque el macaron ofrece múltiples posibilidades de sabor. No me preguntéis porqué pero lo encuentro chic, quizás porque me recuerda la escena de Sex of New York2 en la que Carrie y sus amigas disfrutan de ellos mojándolos en té en su merienda en las dunas. ¿Lo veis? El macaron puede resultar chic hasta en el desierto. Yo hoy os lo propongo como regalo para vuestros invitados. Como siempre, una idea sencilla pero exclusiva que seguro que les encantará. Eso sí, la presentación debe ser muy cuidada porque debe estar acorde con el producto. En las fotografías encontraréis varias ideas. Ah! Si podéis, particularmente os recomiendo los de la famosa pastelería parisina Ladurée. ¡Estoy deseando que desembarque de una vez en España!

Macarons, un regalo muy chic macarons_1_600x360 Macarons, un regalo muy chic macarons_2_600x400 Macarons, un regalo muy chic macarons_3_290x360 Macarons, un regalo muy chic macarons_4_290x360 Macarons, un regalo muy chic macarons_5_290x337 Macarons, un regalo muy chic macarons_6_290x337 Macarons, un regalo muy chic macarons_7_600x400 Macarons, un regalo muy chic macarons_8_600x354 Macarons, un regalo muy chic macarons_9_600x420 Macarons, un regalo muy chic macarons_10_600x450 Macarons, un regalo muy chic macarons_11_600x480 Macarons, un regalo muy chic macarons_12_600x736 Macarons, un regalo muy chic macarons_13_600x340

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 2 Media: 5]