Descubrí a Laura Escribano hace tiempo y desde entonces tenía pendiente hacer un post sobre su maravilloso trabajo. Me encanta cómo dota a sus diseños de esa magia especial que sólo unos pocos maestros de la aguja saben imprimir. Los encajes y textiles antiguos son su seña de identidad, trabaja con tejidos que van desde 1850 hasta 1930 siendo sus favoritos los franceses y los belgas, por ello los escoge con muchísimo mimo y para garantizar su exclusividad no compra en tiendas ni en subastas. Su objetivo es rescatar la tradición de elaborar los vestidos a mano y a medida para crear diseños únicos repletos de belleza. La diseñadora es