Kate & Graeme: una boda estilo años 50

Lo primero que llamó mi atención de esta boda fue, sin lugar a dudas, la novia. El color de su pelo, su sonrisa y su naturalidad a la hora de posar dio lugar a un reportaje precioso como veréis a continuación. La pareja se casó en Melross, una finca situada en Kangaroo Valley (Australia), aunque la boda tuvo reminiscencias escocesas, por ser Escocia la tierra natal del novio. Todos los detalles, tanto el estilismo de la novia con su vestido de alta costura como sus damas de honor, luciendo guantes cortos y unos preciosos neceseres rígidos, recuerdan los maravillosos años 50, aquella época del ‘Avón llama a su puerta’ o de series que mostraban el sueño americano. La verdad es que cada vez me gustan más los vestidos de novia cortos, en este caso la vaporosa falda de tul junto con la blonda de la parte superior del vestido le da a Kate un aire todavía más chic que contrasta sutilmente con el look algo más desenfadado de los testigos del novio. Toda la decoración sigue la misma línea de inspiración, las cortinas caladas del fondo de ceremonia, las fotografías antiguas en blanco y negro o la máquina de escribir tan típica de aquella época. La zona de jardín, destinada al aperitivo, se decoró con grandes globos de luz de papel de arroz en tonalidades naranjas y malvas y gracias a la carpa transparente consiguieron que los invitados tuvieran la sensación de estar cenando al aire libre. En el interior de la carpa, iluminada por pequeñas lucecitas de verbena, se colocaron grandes mesas imperiales cubiertas con mantelería confeccionada en tela de arpillera y presididas por enormes candelabros plateados combinados con elementos más rústicos, como pequeños recipientes de cristal decorados con flores. Las sillas de madera, que me recuerdan las que había antiguamente en algunas cafeterías, completan la decoración otorgando a la estancia  un aire campestre y desenfadado. Y mención especial para las fotos en el granero… Ya sabéis que siento debilidad por las alpacas!

Fotografía: Julian Beattie

Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_1_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_2_600x199 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_3_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_4_600x199 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_5_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_6_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_7_600x445 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_8_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_9_600x130 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_10_600x900 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_11_600x446 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_12_600x194 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_13_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_14_600x448 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_15_600x900 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_29_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_30_600x198 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_31_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_32_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_16_600x402 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_33_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_17_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_18_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_19_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_20_600x198 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_21_600x198 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_22_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_23_600x400 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_24_600x198 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_25_600x198 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_26_600x198 Kate & Graeme: una boda estilo años 50 kate_27_600x400

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 1 Media: 5]

Comments

  1. says

    Para muchas personas las bodas pueden resultar iguales o similares, incluso tornarse aburridas, sobre todo para personas que son muy alegres y divertidas. Si este es tu caso y la relación con la pareja es muy chispeante, si son de esas personas que les gusta salirse de lo convencional y desean tener una boda que refleje su forma de ser y que todos recuerden por lo original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *