Etty & Martin: tradiciones

Hace tiempo que vengo pensando en publicar alguna boda en la que el peso de las tradiciones culturales y religiosas esté presente, con una ceremonia distinta al rito católico al que estamos acostumbrados, que nos muestre una cultura diferente y nos acerque un poco más a una sociedad con una filosofía de vida distinta a la nuestra. Por eso, cuando vi el vídeo de El Zarrio, pensé que sería ideal hacer un post dedicado a una boda judía. Desconozco muchos de los aspectos de su cultura pero siempre me ha atraído su carácter emprendedor y el origen de ese éxodo que los llevó a dispersarse por todo el mundo obligándoles a agruparse en distintas comunidades desde Europa hasta África pasando por Turquía, la India, Polonia o Estados Unidos. Etty y Martin se casaron en el Palacio Monte Miramar de Málaga, situado en el Limonar, junto al centro histórico de Málaga y decorado siguiendo el estilo de la época de mayor esplendor de la ciudad. Su estética majestuosa, sus amplias terrazas y sus zonas boscosas sobre la bahía lo hacían el entorno ideal para una boda de aire clásico y, sobre todo, muy romántica. La novia eligió para su día un precioso diseño de Manuel Mota con velo y escote en la espalda. En la tradición judía, la ceremonia tiene lugar bajo lo que se conoce como Chuppah (palio nupcial), símbolo del nuevo techo familiar que van a compartir. El Rabino llena una copa de vino que los futuros esposos compartirán antes de que el novio le ponga el anillo a la novia en el dedo índice de la mano derecha, seguidamente el Rabino leerá el contrato matrimonial (Ketubbah). La ceremonia concluye cuando el novio rompe el vaso con el pie como recuerdo de la destrucción del Templo de Jerusalén, momento en el que todos los gritan al unísono MAZAL TOV (en buena hora!), celebrando que los contrayentes ya son marido y mujer. De toda la decoración floral se hizo cargo la Floristería Layen que cuenta con más de 40 años de experiencia ya que fue la primera floristería que se abrió en Málaga y, como dato curioso os diré que todavía está situada en el mismo local de su fundación. Incluso para las flores, los novios apostaron por la tradición. Rosas y paniculata fueron las elegidas para los centros de mesa. Tras la ceremonia tuvo lugar la cena y posterior fiesta en los jardines del Palacio bajo el destello de las estrellas. Y antes de finalizar otra curiosidad que al mismo tiempo es una importante novedad para todos los que estamos relacionados con el mundo nupcial, a raíz de su boda, Etty detectó la necesidad de crear un portal web que ofreciera todo tipo de servicios para la organización de bodas y eventos de la Comunidad Judía y junto a Angie Fernández ha creado SIMCHACLICK, que próximamente estará operativa y de la que os hablaré más en profundidad en otro post.

Vídeo: El Zarrio Films

Si os ha gustado el vídeo que ilustra este reportaje, podéis encontrar todos los datos referentes a El Zarrio Films en el apartado de Videógrafos de UBOshop

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 0 Media: 0]

Comments

  1. Carol says

    Me ha encantado el look de la novia, el vestido y el recogido del pelo, estaba genial, muy romántica y distinguida. Aunque he de decir que soy una enamoradda de los escotes en la espalda y quizás con este vestido no sea muy objetiva, jiji!

  2. Maialen says

    Nunca había visto una boda judía aparte de en las películas y la verdad es que me ha encantado! El peso de la tradición judía hace que la boda esté llena de historia, me encanta el resultado!

  3. Gemma says

    Hace ya un tiempo que sigo tu blog y me gusta mucho leer todas las ideas para bodas, novedades, etc. Siempre disfruto de tus entradas en el blog y aprendo.
    Pero quería hacer un apunte en este post a lo que comentas:
    “boda en la que el peso de las tradiciones culturales esté presente, con una ceremonia distinta al rito cristiano al que estamos acostumbrados”.

    Creo que a lo que se está acostumbrado en España, no es a un rito cristiano, sino católico. Ya que diciendo cristiano te has dejado muchas otras confesiones que forman parte (protestantes, ortodoxos…).
    Por otra parte, cuando alguien elige otro tipo de rito que no sea el católico, creo que no se debe a una mera tradición cultural, sino que surge de algo que va más allá, una creencia profunda y con plena convicción. Reducir eso a una tradición cultural es equivocado.

    Saludos!
    Gemma.

    • UnaBodaOriginal says

      Totalmente de acuerdo contigo Gemma, ahora mismo lo rectifico. Saludos y gracias por seguirnos!

  4. Neus Cirera says

    Me gusta tanto el trabajo de El Zarrio, Paula, Julio y la novia (al novio aún no lo conozco.. 😉 que los he puesto en nuestra web…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *