Viva la vida

Hace tiempo que quería publicar este vídeo y hoy, aunque ya sé que es viernes y los viernes siempre publicamos una boda real, me vais a permitir que me lo salte porque ha sido una semana frenética en la que prácticamente no he tenido tiempo de nada, así que el vídeo y, sobre todo la canción, me viene ideal para acabar estos primeros días de intensa rentrée. Lo primero que tuve claro cuando decidí dar el paso de casarme fue la canción con la que entraríamos los novios, ya casados, al lugar del banquete. Para mí es uno de los momentos más emocionantes porque ya han pasado los nervios iniciales, los invitados han podido refrescarse un poco y tomar un aperitivo y ya están en disposición plena de disfrutar al máximo. La verdad es que la entrada fue espectacular y todavía hoy, dos años después, muchos de nuestros familiares y amigos nos dicen que cada vez que escuchan ‘Viva la Vida’ de Cold Play se acuerdan de nosotros y de nuestra boda. Había que pensar en una puesta en escena para crear ambiente y el espacio donde nos casamos se prestaba totalmente a ello ya que celebramos el banquete en el interior de una iglesia desacralizada, por lo que las escalinatas de subida al altar nos vinieron perfectas. Cuando ya estaban todos los invitados sentados en sus mesas dimos la orden al dj y empezó a sonar la música. Mi ya marido y yo entramos bailando cogidos de la mano y, uno a uno, empezamos a sacar a los invitados más jóvenes situándolos sobre las escalinatas. Al final acabaron uniéndose pequeños, mayores y hasta mi suegro que por aquel entonces ya tenía 85 años. Unos segundos antes de que acabase la canción, mis cuñadas, que estaban escondidas tras unas columnas, hicieron estallar cuatro cañones de confetti y serpentinas que empezaron a caer desde la parte superior de la iglesia sobre todos los invitados. Nosotros nos quedamos abajo, observando la imagen de todos nuestros amigos y familiares cantando y bailando sobre las escaleras del altar, disfrutando como enanos sin parar de sonreír. Para mí, fue uno de los momentos más emocionantes y espectaculares que he vivido y esa imagen y ese ‘Viva la vida’, os puedo asegurar, que no se me olvidará jamás. Es importante que en vuestra boda seleccionéis muy bien la banda sonora que queréis que os acompañe ese día, es fundamental que refleje vuestro espíritu, vuestra esencia, bien sea por la letra o bien, como fue mi caso, por la música. Para mí ‘Viva la vida’ fue desde el primer  momento el reflejo de todo lo que sentía y quería compartir. Todavía hoy, cuando tengo algún momento de bajón o añoranza, recurro a Cold Play y en cuestión de segundos me sorprendo bailando como una loca por toda la casa.

Fotografía: Boda Creativa

Viva la vida cold_play_2_600x900 Viva la vida cold_play_1_600x300

 

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 1 Media: 5]

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *