BODA A LA ITALIANA

BODA A LA ITALIANA boda-italia La boda de hoy bien podría tratarse de una de esas películas italianas de antaño, de hecho como podréis ver, no se trata de una boda real sino de una sesión de inspiración basada en una historia de amor prohibido. Una historia de las de antes, que bien nos podían haber contado incluso nuestras abuelas, con lágrimas en los ojos recordando un pasado duro pero con final feliz. Todo gira en torno a la denominada ‘Fuitina’ (pequeña fuga), una práctica que solía ser común en el sur de Italia, donde los jóvenes amantes apasionados utilizaban para fugarse con el fin de casarse en contra de los deseos de sus familias, obligándolos de esta manera a aceptar su amor. El marco de la sesión no podía ser más idílico, la pequeña isla de Ponza, el segundo hogar de la propia fotógrafa, que ella misma eligió por la belleza de sus colores, su silencio, sus pequeñas casas encaladas en tonos pastel, su gente sencilla, pero sobre todo, por su maravilloso paisaje y ese mar Mediterráneo que desde cualquier parte todo lo inunda. El ambiente respira el carácter añejo de una Italia de tradiciones y contrastes, los encajes antiguos, las velas parpadeando sobre las botellas cubiertas de cera, el potente azul del mar embravecido, las invitaciones de acuarela que recuerdan las lágrimas derramadas, el velo de la novia que oculta el pudor y la inocencia, todo en Ponza es bello, puro, sutil y eterno…

Vídeo: 2Become1 / Fotografía: Monica Leggio

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 1 Media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *