¿Y si llueve?

Cuando organizamos una boda hay detalles que muchas veces se nos escapan o que dejamos para última hora por falta de tiempo, de previsión o simplemente por no haber pensado en ello. Pero por suerte, hay novias muy previsoras que además cuentan con una gran creatividad e imaginación, Vanessa es una de ellas. La semana pasada me escribió un e-mail explicándome el detalle que os voy a contar en el post de hoy y, la verdad, es que ni yo misma había tenido en cuenta que la temática o la gráfica de la boda se puede aplicar incluso más allá de lo que rodea a la ceremonia en sí. Nuestro país es tierra de tradiciones y una de ellas es el llevar una docena de huevos a las monjas Clarisas para pedir que no llueva el día de nuestra boda. Vanessa estaba muy preocupada por este tema, ya que se casó hace apenas 10 días y las previsiones no eran del todo buenas, así que decidió ‘ayudar’ un poco a las monjitas para que sus oraciones alcanzasen el fin deseado. Para ello se reunió con Project Party Studio, los diseñadores que habían creado la invitación de su boda y les contó su idea. Rápidamente se pusieron manos a la obra y el resultado no pudo ser más espectacular. Utilizaron dos packs de 6 huevos para el regalo y se basaron en la gráfica de la invitación de boda, diseñaron una banda de papel para cada caja y luego las ataron con una tela muy rústica, tipo red. En el exterior colgaron tres tarjetitas de diferentes tamaños, cada una con su gráfica. Pero Vanessa, además, entregó a las monjas un globo de helio con una etiqueta que ponía: ‘Para que vuestras oraciones vayan directas al cielo’. ¿No os parece una idea preciosa, además de original? Después de esto ya os podéis imaginar el día que hizo, ¿verdad?

Fotografía: Project Party Studio

¿Y si llueve? huevos_1_600x901 ¿Y si llueve? huevos_2_600x901 ¿Y si llueve? huevos_3_600x400 ¿Y si llueve? huevos_4_600x502 ¿Y si llueve? huevos_5_600x902 ¿Y si llueve? huevos_6_600x902 ¿Y si llueve? huevos_7_600x902

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 1 Media: 5]

Comments

  1. says

    Ohhh!!! Muchas gracias por publicar nuestro trabajo!!! La verdad ha sido todo un placer trabajar con Vanessa mano a mano en cada detalle de su boda :)

  2. Mario de la Renta says

    La verdad es que Vanessa se lo curró para que no lloviese en su boda, y efectivamente si los cálculos no me fallan, lo consiguió, ¿no?. Con tanta oración directa al cielo no podía ser menos!!!.

    Es posible que llueva, está claro… pero no pasa nada… lo importante es contar con que pueda pasar y tener un “plan B” por si esto ocurriese… Las fotografías de pareja pueden hacerse más tarde, el cocktail deberá hacerse en algún lugar cubierto… y el paragüas puede dar mucho juego… y ya se sabe, a partir de ese momento “novia afortunada”.l

    Un saludo,
    Mario de la Renta
    http://mariodelarenta.blogspot.com

  3. Anna says

    Me encanta!!! En mi boda, la prevision del tiempo era de riesgo de inundaciones…! estuvimos mirando el cielo toda la mañana y al final… no llovió nada, pudimos hacer la ceremonia en el jardin y el aperitivo también! El hombre del tiempo pidió disculpas…jeje.

  4. Kar says

    Yo siempre q tengo una boda de alguien cercano llevo huevos a las Clarisas, aunq en mi caso llevo 13 (me sonaba q la tradición es llevar 13!!) y siempre funciona!!!

    Eso sí, las monjas de por aquí ya no quieren huevos, así q la última vez les preparamos entre toda la chupipandi una cestita con los huevos, caricos de la huerta, anchoas, etc y les pedimos que rezaran para q los novios fueran afortunados en el nuevo camino q iban a emprender (q nos quedó genial porque la monja ya estaba gruñendo al otro lado del torno!!)y q si de paso hacía sol..

    Me ha gustado la idea esta, para la próxima boda me lo curro así y se lo llevo a otras monjas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *