Pequeños puntos de luz

Como siempre os digo, a veces lo más sencillo es lo que da a las cosas ese toque especial. Hoy os voy a mostrar cómo hacer una sencilla decoración con pequeños vasitos iluminados por velas a los que podéis dar múltiples usos decorativos. Se me ocurre por ejemplo ponerlos de acompañamiento en el centro de mesa o en el buffet durante el almuerzo o cena de la boda, como decoración puntual de la ceremonia, colocándolas junto al libro de firmas o incluso haciendo un pequeño caminito con ellas enmarcando la zona de baile. En la muestra veréis que se ha utilizado lana pero yo os recomendaría que os atrevierais con otros materiales como la rafia o hilos de colores para dar un toque diferente a la decoración.

Pequeños puntos de luz velitas_1_600x426

Para empezar necesitaréis: vasitos de vidrio, velas pequeñas, lana o rafia (o similar), celo de doble cara y tijeras.

Pequeños puntos de luz velitas_2_600x467

Pasos a seguir:

Pequeños puntos de luz velitas_3_600x427

1. Rodear con celo de doble cara los vasitos de vidrio (dos tiras).

2. Pegar el hilo de lana en vertical sobre el celo (dejando un extremo sobrante) y empezar a enrollar horizontalmente alrededor del vaso.

Pequeños puntos de luz velitas_4_600x398

3. Envolver la lana alrededor del vasito hasta que el vidrio esté prácticamente cubierto.

Pequeños puntos de luz velitas_5_600x398

Pequeños puntos de luz velitas_6_600x398

4. Coger el extremo sobrante de hilo y atarlo al extremo inicial del mismo hilo con un pequeño nudo, recortando lo que sobre.

Pequeños puntos de luz velitas_7_600x398

¡Y ya está!, así de sencillo. Una recomendación, no hagáis las filas de hilo demasiado rectas o perfectas, ya que le da más carácter si quedan un poco asimétricas.

Pequeños puntos de luz velitas_8_600x398

¿A que queda precioso?

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 1 Media: 5]