Ramos al aire

‘Arriba las manos…, que cae el ramo!!’. Seguro que más de una ha ‘peleado’ en alguna ocasión por coger el ramo de la novia en una boda aunque seguro que también más de una habréis hecho lo posible por esquivarlo. Yo he sido más de estas últimas, recuerdo una vez en la boda de mi prima Marta el momento en el que nos reunió a todas las primas casaderas en el jardín y nos dijo que nos preparásemos porque iba a lanzar el ramo. Yo hice como si no hubiera oído nada y me giré para marcharme en silencio pero de repente un brazo anónimo salió de la multitud de invitados sujetándome con fuerza y  me vi abocada en medio de aquel grupo sin saber muy bien lo que hacer y sospechando que el ramo iba a caer literalmente sobre mi cabeza. Unos segundos después una especie de meteorito floral se acercaba a la velocidad de la luz en mi dirección, apenas tuve tiempo de esquivarlo pero como soy mujer de buenos reflejos coloqué las manos en posición ‘voleyball’ y el ramo salió despedido hacia atrás, momento perfecto que aprovechó mi prima Mari Carmen que, curiosamente, fue la siguiente en casarse. Anécdotas aparte, siempre he tenido curiosidad por conocer el origen de esta tradición, así que el otro día, buscando imágenes para ilustrar el post de hoy empecé a indagar y aunque nos parezca que lo de lanzar el ramo es una costumbre muy americana en realidad su origen se remonta nada más y nada menos que a la Edad Media, cuando las flores estaban consideradas como un símbolo de fertilidad y buena suerte, por eso la novia lanzaba su ramo a las invitadas a la boda con la esperanza de que ellas tuvieran buena fortuna. Así que ya lo sabéis, si creéis en las tradiciones y vuestra intención es casaros, cuando veáis un ramo de novia cayendo en vuestra dirección agarradlo con fuerza y sobre todo… no echéis a correr!

Fotografía: Yan Photo, Luxury Wedding, Devon Wedding Photography, Alpine Recreation, Ira Lippke Studios, Sophie Delaveau, Polka dot Bride, Julian Kanz, Harbour Heights Wedding Photography, Sarah Matozzi, Tandem, Ken Kienow, Magnus Bogucki 

Ramos al aire lanza_ramo_2_600x438 Ramos al aire lanza_ramo_1_600x400 Ramos al aire lanza_ramo_3_600x375 Ramos al aire lanza_ramo_4_600x400 Ramos al aire lanza_ramo_6_290x440 Ramos al aire lanza_ramo_7_290x440 Ramos al aire lanza_ramo_8_600x400 Ramos al aire lanza_ramo_9_600x325 Ramos al aire lanza_ramo_10_600x400 Ramos al aire lanza_ramo_12_600x398 Ramos al aire lanza_ramo_13_600x400 Ramos al aire lanza_ramo_14_600x400 Ramos al aire lanza_ramo_15_600x798 Ramos al aire lanza_ramo_16_600x798 Ramos al aire lanza_ramo_17_600x798

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 3 Media: 5]

Comments

  1. says

    Qué fotos tan bonitas! Este tipo de fotos no deberían faltar en ninguna boda. Me he reido mucho con la anécdota de la boda de tu prima Cristina. Yo he sido al contrario, me he peleado por el ramo… La verdad es que ultimamente en las bodas que he ido no han lanzado el ramo y es algo que hecho de menos. Es divertido! Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *