Lindísima amapola

La amapola es una flor preciosa pero muy delicada si se quiere utilizar en un ramo de novia, ya que se marchita enseguida y se va arrugando poco a poco. Al ser una flor silvestre, queda perfecta para una boda rústica o de campo, pero tiene  ese particular inconveniente. Como esta semana os he hablado de  los bouquets florales de papel, hoy os traigo un tutorial donde podréis hacer vuestro propio ramo de amapolas sin miedo a que se marchiten durante la ceremonia. Como siempre, es una solución sencilla, económica y que únicamente necesita de un poco de vuestra maña artesanal. Espero que os guste.

Lindísima amapola amapolas_1_600x400

Vais a necesitar: papel crepé, estambres de flores artificiales, alambres de flores, tijeras y cinta adhesiva.

Lindísima amapola amapolas_2_600x400

Paso 1: Cortar cinco pétalos de papel crepé en forma de lágrima.

Lindísima amapola amapolas_3_600x400

Paso 2: Superponer los pétalos alrededor de los estambres.

Lindísima amapola amapolas_4_600x400

Paso 3: Unir el alambre o tallo artificial de la flor al resto de la composición con cinta adhesiva.

Lindísima amapola amapolas_5_600x400

Paso 4: Con mucho cuidado, estirar el papel de los pétalos para dar forma a la amapola.

Lindísima amapola amapolas_6_600x400

Paso 5: Repetir el proceso con cada una de las amapolas hasta finalizar el ramo del tamaño deseado. Finalmente unir todos los tallos con rafia, cinta o el material que se desee.

Fuente: The Sweetest Occasion

Por favor, ayúdanos calificando este post
[Total: 4 Media: 4.3]